Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Becton Dickinson prevé llegar a los 700 trabajadores en Fraga en los próximos años con su nueva ampliación

La planta de Becton Dickinson en Fraga continúa ampliando sus instalaciones. Actualmente están terminando de construir un nuevo edificio de 5.000 metros cuadrados, que albergará dos líneas de producción de jeringuillas a partir de 2020. Espera generar unos 50 puestos de trabajo para llegar a los 700 empleados en tres o cuatro años.La última ampliación de las instalaciones de Becton Dickinson en Fraga estará en funcionamiento en el año 2020. Se trata de un nuevo edificio de 5.000 metros cuadrados que albergará dos líneas de producción de jeringuillas y que prevén crear unos 50 puestos de trabajo. Para ello, han realizado una inversión de 52 millones de euros.

Tal y como ha expuesto el director de la planta, Javier Pardiño, “si ahora estamos unas 650 personas, iremos aumentando por cada una de las dos líneas de producción unos 20 empleados”. “Podemos estar cerca de 700 personas en los próximos tres o cuatro años”, ha destacado.

El pasado martes, esta fábrica del Bajo Cinca recibió el Sello de Oro a la Excelencia Empresarial y hoy ha abierto sus puertas a una veintena de empresas para que conozcan de primera mano las prácticas que la han hecho a la multinacional merecedora de este galardón. Los empresarios, muchos de ellos de la zona, han contado con una exposición detallada de Becton Dickinson y han conocido las distintas partes de la fábrica.

Este sello se suma a otros galardones como el Premio Pilot en 2009, el Premio a la Excelencia en la Prevención de Riesgos Laborales, otorgado por la CREA, o el Premio Empresa Huesca en 2011. Para el director de la planta fragatina, Javier Pardiño, “es realmente un orgullo poder conseguir esta certificación porque complementa todo aquello que en los últimos años hemos estado trabajando”. “Nos hace sentirnos muy orgullosos porque nos pone en un nivel que merece la planta de Fraga”, ha resaltado.

Asimismo, el director gerente del Instituto Aragonés de Fomento, Ramón Tejedor, ha destacado que Becton Dickinson es una de las 15 empresas aragonesas que han superado los 500 puntos en el modelo de calidad EFQM. “Queríamos que representantes de otras empresas conozcan la importancia de apostar por la excelencia empresarial. Da reputación, hace ganar en competitividad y sitúa a Aragón como una Comunidad que fortalece su tejido socioeconómico”, ha señalado.

Las instalaciones de Becton Dickinson en Fraga, donde se producen jeringas y agujas hipodérmicas estériles de un solo uso, ocupan una extensión de 65.000 metros cuadrados, siendo una de las fábricas más grandes de la provincia de Huesca, y con una capacidad de fabricación de 6.000 millones de unidades al año. De ellos, el 96% se destina a la exportación, principalmente Europa, África y Oriente Próximo, siendo Unicef uno de sus clientes más importantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies