Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Un centenar de aragoneses vuelven del extranjero gracias al Plan de Retorno Joven

El Plan de Retorno Joven de Aragón ha apoyado a 110 aragoneses que abandonaron su hogar para trabajar en el extranjero y regresan a la Comunidad. El programa, que cuenta ya con 97 empresas adheridas, se ha convertido en todo un referente nacional por su éxito en ayudar a jóvenes a readaptarse al mercado laboral español. Técnicos de otras Comunidades han asistido a una jornada en el Instituto Aragonés de la Juventud para intercambiar el trabajo y conocer este modelo de éxito.

El Plan Retorno del Talento Joven surge como una iniciativa del Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de la Juventud, que pretende favorecer el retorno de profesionales de hasta 35 años, que están desarrollando su carrera profesional fuera de su territorio.

La mayor parte de quienes han vuelto son mujeres y los perfiles profesionales que más se repiten son de ramas sanitarias, científicas y de ingeniería, así como de sectores como el marketing, entre otros.

El IAJ ha organizado una jornada para reconocer a aquellas empresas que han querido colaborar y han apostado por los perfiles internacionales. El director gerente del Instituto Aragonés de Juventud, Adrián Gimeno, ha explicado la adhesión les permite “poder casar lo que demandan los jóvenes que desean regresar con las oportunidades de las empresas”, explica el director.

La jornada ha contado con un encuentro de técnicos de otras seis Comunidades Autónomas para intercambiar el trabajo y conocer la iniciativa del programa aragonés, todo un referente y modelo de éxito nacional. Según Gimeno, el programa se encuentra en el momento “vivo e idóneo” para enseñar a otros municipios “cómo ha sido nuestra experiencia y cómo hemos mejorado”.

Además, los jóvenes han podido compartir sus experiencias en un acto bajo el lema “Sueño o realidad” y han sido reconocidas las 97 empresas adheridas al Plan con una entrega de diplomas.

En un principio, el programa nació para durar cuatro años pero ahora la intención es que se consolide como propio del Gobierno de Aragón y tenga una vigencia de larga duración. “Es una constante y, al igual que damos oportunidades a los jóvenes del día de hoy, queremos seguir dando oportunidades para cualquiera que en años venideros desea regresar”, asegura Gimeno.

Los jóvenes que regresan necesitan apoyo emocional

El apoyo emocional que necesitan los regresados de otros países es una de las ayudas que más valoran los integrantes. María Aldea, de 37 años, ha estado trabajando seis años en China en el sector financiero y ahora es una de las becadas en el Plan de Retorno.

“Llega un momento que pesa tanto tiempo fuera y vivir en una cultura tan distinta”, confiesa Aldea. En su regreso, encontró esta iniciativa que le ha ayudado, dice, “de forma muy positiva”, sobre todo, con el apoyo psicológico. Estas experiencias suponen sobrepasar un choque cultural inverso que requiere ayuda profesional como la que ofrece el programa.

Aldea destaca que, al volver, “no encuentras tu sitio aquí, te cuesta” principalmente porque el que cambia es uno mismo y ello hace que “no puedas encajar porque has cambiado más que tu entorno”, explica.

Por esta razón, Aldea valora el hecho de que “ellos te ayudan a gestionarlo” y que, además, reunirse con gente con las mismas sensaciones “te ayuda a ver que no eres el único”, explica.

Las cualidades de perfiles internacionales que buscan las empresas 

La iniciativa facilita la inclusión de aquellos que regresan y se sienten perdidos en el mercado laboral español, sobre todo, teniendo en cuenta que están especializados a otros mercados tan culturalmente distintos. Sin embargo, las empresas valoran las habilidades que estos jóvenes adquieren con las experiencias y el Plan Retorno trata de ponerlos en contacto mediante colaboraciones con otras empresas, bolsas de empleo y ayudas de desplazamiento.

Decathlon es una de las 97 empresas adheridas al programa y dispuesta a captar talento en estas personas, que ya cuenta con dos personas contratadas en el sector logístico. Guillermo Shortt, responsable de Decathlon, explica que valoran estos perfiles por ser “capaces de tomar decisiones y de querer crecer”.

“Son personas que no lo han tenido fácil y han vivido situaciones diferentes a las que tienen los que se quedan en casa”, asegura Shortt. De ellos valoran su vitalidad y la capacidad de resolución de problemas y “cuya formación y desarrollo son sus motores principales”, explica el representante de Decathlon.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies